Blogia
LASCOSASDEMIVIDA

El secreto del Stradivarius es la madera, según un estudio

 

Un estudio realizado por un investigador neerlandés y un lutier estadounidense, hecho público esta semana, atribuye la dulce cadencia de los Stradivarius a la densidad de la madera con que fueron construidos, que la hace algo más homogénea respecto a los violines actuales.

Berend C. Stoel, profesor de la facultad de Medicina de la Universidad de Leiden (Países Bajos), y Terry M. Borman, lutier norteamericano, utilizaron un escáner médico para analizar cinco violines clásicos de Cremona y ocho contemporáneos construidos en Estados Unidos.

Dos de esos instrumentos clásicos son obra de Stradivari, y los otros tres son de Giuseppe Guarneri del Gesù; ambos lutieres trabajaron en Cremona (región de Lombardía) en la segunda mitad del siglo XVII y principios del XVIII. Los violines fueron escaneados en el hospital Mount Sinai de Nueva York; allí, una tomodensitometría, similar a las que se practican a pacientes con enfisema pulmonar, reveló diferencias en la madera que Stoel juzga cruciales.

Durante decenios, los expertos han buscado explicación al precioso sonido de los Stradivarius en aspectos como el grosor de los paneles, el diseño del arco, y la madera -usaba abeto y arce- o el barniz. Antonio Stradivari (1634-1737) produjo junto a sus hijos unos 1.100 instrumentos de cuerda -violines, violonchelos, violas, guitarras, y al menos un arpa-, de los que unos 650 han llegado hasta hoy, según el Smithsonian Institute de Washington.

Según argumenta el doctor Stoel en su estudio, publicado en internet por la organización científica Public Library of Science (www. plos. org), "la vibración y la radiación del sonido características de un violín están determinadas por la geometría del instrumento y por las propiedades materiales de la madera". El escáner mostró que, en los violines cremoneses, la diferencia de densidad entre la madera nueva (producto del crecimiento anual del árbol) y la madera vieja, era inferior a la que presentaban los violines actuales. Esa puede ser la clave del toque Stradivarius.

Más difícil es saber el motivo de dicha diferencia de densidad. Stoel ve tres posibilidades, que precisan ser estudiadas: particulares condiciones climáticas del momento, que afectaron al crecimiento de los árboles; un tratamiento especial de la madera a manos del artesano; o el mero envejecimiento de los violines en 300 años

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres